Una buena chaqueta para el frío tiene que ser resistente, practica y que sirva para resistir las inclemencias del mal tiempo. No basta con que proteja del frío si luego no resulta útil para el viento la nieve o la lluvia.

Yo siempre aconsejo que tenga un aislamiento grueso, de esta manera al cuerpo podrá mantenerse caliente incluso cuando no estamos en movimiento. Resulta especialmente importante su capacidad para aislarnos de los agentes externos. Precisamente el viento y el agua son las principales causas que reduce nuestro calor corporal.

Si la chaqueta no tiene la suficiente capacidad aislante, puede llegar a mojarse y no proteger adecuadamente del frío.

También resulta importante que entre las capas de protección, se tenga en cuenta el factor de transpiración, sobre todo cuando esa chaqueta está destinada para ser utilizada en las diferentes actividades invernales.

La capa externa de la chaqueta debe cumplir necesariamente con estas tres funciones.

  • Que sea aislante para mantenernos calientes
  • que sea impermeable para impedir la entrada de humedad
  • que sea transpirable

A partir de aquí, ya podemos elegir aquellas chaquetas que se adapten mejor a nuestros estilos o a la moda de la temporada. El factor de diseño para mi cumple una función secundaria, pero existe tal diversidad de marcas, colores y estilos, que no tenemos excusa para encontrar la chaqueta perfecta para el frío de este invierno.

Para el hombre:

Para la mujer:

Elementos que debe tener una chaqueta para el frío de buena calidad:

Al igual que ocurre con el resto de complementos de ropa que utilizamos cuando salimos al aire libre, existen algunos factores a tener en cuenta que pueden determinar la calidad y el funcionamiento práctico de la prenda.

La capa externa:

La capa más externa de nuestra chaqueta debe ser impermeable para ofrecer una protección contra la lluvia y la nieve.

Por norma general, aquellas chaquetas se fabrican especialmente para usos en condiciones extremas, tales como deportes de alpinismo, escalada, montañismo… Tienen una capa externa extremadamente impermeable, útil y práctica, pero que restan muchas de las cualidades estéticas de la prenda.

Si lo que interesa es vestir de una manera más casual, más urbanitas, buscando diferentes estilos y diseños estéticos, seguramente se haga en detrimento de la impermeabilización.

La capa aislante:

Generalmente se utilizan tres tipos de aislante para fabricar las capas intermedias de las chaquetas de invierno. Habitualmente se utiliza el plumón, pero está dejando paso a un sustituto fabricado con fibras sintéticas. La sensibilización por el maltrato animal está haciendo que el plumón comience a desaparecer de los mercados. En tercer lugar, también podemos encontrar lo que se denomina como forro polar sintético.

Esta capa impide que el calor escape hacia el exterior, impide que el frío penetre hacia el interior, y nos mantiene calientes.

Cuanto mayor sea el tamaño o el grosor de esta capa, mayor capacidad tendrá la chaqueta para mantenernos calientes, independientemente de la temperatura exterior.

Yo recomiendo utilizar fibras sintéticas. No es necesario desplumar un pato para vestir de manera adecuada. Las fibras sintéticas consiguen imitar las propiedades de aislamiento perfectamente. Hoy en día existen materiales sintéticos gran calidad.

Con capucha:

Consideramos que es importante que la chaqueta tenga su propia capucha. De esta manera conseguimos un refuerzo extra para proporcionar calor y protección de nuestra cabeza. Algunas chaquetas utilizan capuchas extraíbles que pueden quitarse y ponerse con facilidad.

La cabeza es una de las partes más sensibles del cuerpo y por las que más calor se escapa. Asegúrate de llevar un buen corro con unas buenas orejeras para el frío, o de lo contrario, será mejor que utilices la capucha que viene por defecto con tu chaqueta.

Cierre en los puños :

otra de las consideraciones que tenemos que tener en cuenta a la hora de buscar la mejor chaqueta para el frío es observar cómo son los cierres de los puños, así como las cremalleras frontales.

Los puños de punto elástico suelen ser ideales porque se cierran completamente hasta adaptarse al brazo. De esta manera impiden que el viento o la lluvia pueda entrar en el interior. Combinan perfectamente con unos guantes de invierno.

El tipo de guantes que luego utilices dependerá del tipo de puños que tenga tu chaqueta, así que conviene que estudies ambas prendas por separado para elegir la mejor combinación.

Las cremalleras frontales:

Otro de los elementos que merecen una cuidadosa revisión antes de la compra son las cremalleras, ya que aunque las telas que se utilizan pueden ser impermeables, las cremalleras no siempre lo son.

Yo aconsejo utilizar chaquetas específicas con cremalleras impermeables, o en su defecto aquellas que tienen una especie de  aleta o trozo de tela que las cubre.

Además de chaquetas para el frío en esta tienda tenemos: